Historia de los elevadores o ascensores

Hay indicios de elevadores muy basicos o rudimentarios en uso que eran operados por animales, fuerza humana o mecanismos de agua 300 años antes de cristo.

 

El elevador tal como lo conocemos hoy tuvo sus comienzos en los años 1800 y eran propulsados por vapor dentro de cilindros que elevaban la cabina. Para bajar simplemente se abría una válvula y por acción de la gravedad dicha cabina bajaba.

 

Recién a comienzos de 1900 aparecen los cables de acero en la tracción de un elevador o ascensor, en mecanismos con poleas de desvío y contrapeso.

 

En 1853, Elisha Graves Otis participa de una exposición en el New York Crystal Palace mostrando un elevador o ascensor con "freno de emergencia" que evitaba la caída de la cabina aun luego de romperse los amarres que la mantenían en posición, marcando un hito en la historia de los elevadores o ascensores. En 1857, el primer elevador o ascensor de pasajeros Otis entro en operación en un almacén de la ciudad de Nueva York y diez años mas tarde los hijos de  Elisha fundan Otis Brothers and Company en Yonkers, Nueva York, para comenzar la producción en masa de Elevadores y ascensores. Varios otros modelos de elevadores aparecen en escena: a tornillo, hidráulicos, etc.